Ir al contenido principal

Enrique García Rendueles.'Los Nuevos Bablistas': Voluntá y fracasu asturianista

ENRIQUE GARCÍA RENDUELES. LOS NUEVOS BABLISTAS: VOLUNTÁ Y FRACASU ASTURIANISTA ye'l títulu de la ponencia lleída por Xuan Xosé Sánchez Vicente'l 17 de setiembre de 2007, na segunda edición de l'Arribada.
Nel 1925 publícase Los nuevos bablistas, un florilexu de la nuestra poesía fechu por un presbíteru natural del barriu de Cimavilla de Xixón, Enrique García-Rendueles.
La obra ye´l tercer momentu de sistematización antolóxica de la nuestra lliteratura, que, hasta entós, ye, fundamentalmente, la nuestra poesía. Los anteriores fiensos fueren, el primeru, l´asoleyamientu nel 1839 de la esbilla cavediana, que recoyía lo más selecto de la escasa producción del XVII y XVIII —más los poemes del propiu antólogu, Caveda—, y, el segundu, nel 1887, la reedición por Canella de la obra del villaviciosín fíu de Caveda y Solares, na qu´enxertó una mozaína más de poemes, d´autores y feches posteriores a la de 1839.
L´antoloxía de don Enrique, que pretende ser una muestra de la producción más o menos inmediatamente anterior en llingua asturiana (escepción fecha de la de Caveda y Nava, que torna recoyer) clasifica los autores, como muestra que quier ser, en tres grupos: autores nel dialectu central del asturianu, nel occidental y nel oriental. Nel dialectu del “bable” central atropa un conxuntu de ventidós autores (con un total de setenta y ocho poesíes, de les cuales son traducciones nueve y una ofrézsenos ná más en retayos). A la faza del dialectu central podíamos arreyá-y un poeta más y dos poesíes d´esi autor, que l´antólogu arrecueye dientru del sodialectu central de la zona L.lena.
Del “bable” oriental aprádiense tres escritores, con un total de siete composiciones. Del occidental, tres y tres, respectivamente, más un autor del sodialectu vaqueiru, Flórez y González, y un poema d´elli.
Dafechamente, polo tanto, trenta escritores y noventa y ún testos, sobre´l valir o significáu de los cualos tenemos de falar más alantre.
El florilexu del nuestru vecín de Cimavilla non ye meramente un florilexu [Silverio Cañada]: ye una escoyeta combativa a favor de la llingua asturiana, de la so dignidá y del so caltenimientu. Delles frases del so entamu a la so esbilla, pa sorrayalo (camiéntese, pa toes elles, que´l contestu nel que s´enuncien ye la oposición a manifestaciones que dan el “bable” por muertu, inesistente, indignu o indefendible):
Lo cierto es que el bable alienta todavía pese a los que tienen empeño en que aparezca muerto, sea por torpe ignorancia o porque se ruboricen de la humildad de su cuna.”
Y a pesar de no tener el bable una importante literatura [...] vive aunque no prospere, ni se extienda y perfeccione. Y su vida no es tan lánguida y pobre que podamos anunciar, hoy por hoy, su próximo fin.”
El ser rústico no le hace incapaz de asuntos nobles y elevados, de hondos sentimientos, de verdades científicas e ideas abstractas, de acentos viriles y rasgos épicos, como lo prueban los poemas incluidos en este libro [...]
Y, pa conseguir los fines que viniera diciendo de dignificación, caltenimientu y (moderáu) espoxigue, propón que los organismos oficiales —Diputación Provincial, Centro de Estudios Asturianos— y los patrocinadores privaos de tantes escueles espardíes per toa Asturies (los americanos), pongan en marcha dalgunos entamos que güei calificaríamos de “promoción” y “dignificación”. Ciertamente los proyectos que se-y ocurren tacharíamoslos, dende la perspectiva hodierna, d´inútiles y escéntricos, de camín poco granible, anque non d´oxetivu erráu. Pero eso yá ye fariña d´otru costal.
N´otru orden de coses, hai nel mesmu entamu un párrafu —firmáu, por ciertu, el 23 de xunu de 1924, viéspores de san Xuan, lo que probablemente quiera tener dalgún significáu, fácilmente talantatible, alcánzase-y a ún— que nos dexa a les clares nun sólo la emocionalidá asturianista de García Rendueles, sinón cuálu ye´l contestu políticu y social qu´asolla col so aliendu, hasta facela foguera de manifiestu públicu y antoloxía, esa emocionalidá patriótica básica del fíu de Ricardo García Rendueles y Florentina Lamuño Bibansán:
En el presente movimiento de renovación provincial, en estas tendencias de devolver la vida a lo que nunca debió de haberse despojado de ella, bien podemos decir aquello de Tra mar, tra Brythons: mientras duren las razas que pueblan el continente europeo persistirán los dialectos que estas hablan, pues hay tanto en ellos de vivo y casi, casi, de eterno que es imposible que mueran sin que desaparezcan por completo las gentes que los usan.” Nada que comentar sobre´l so sentimientu y aprecios (que, por cierto, siempre lleo con un plizquín d´emoción). Sí sobre los dos primeros sorrayaos, lo que nesos momentos ta pasando n´España y n´Asturies o, meyor, lo que venía pasando nes dos décades anteriores, destacadamente, na cabera.
En primer llugar, hai en toa España un contestu de progresiva demanda d´ampliación del xuegu democráticu y, especialmente, no que al nuestru análisis cinca, d´autonomía municipal y “provincial” (lo que güei diríamos “autonómica”), a lo que se vien sumar, dende finales de la Gran Guerra, el principiu d´autodeterminación de los pueblos sopelexáu pol presidente Wilsonº. El movimientu más piqueru —y el que más arrastre tien nel restu l´Estáu— ye´l que se produz en Cataluña (Lliga Regionalista, de Cambó y Prat de la Riba —1901—, Solidaritat Catalana —1907—). Pero nun podemos escaecemos de que, al mesmu tiempu, n´Euskadi tiense puesto en marcha´l PNV (1894) y el sindicatu ELA (1911); en Galicia la Solidaridá Galega (1907). Paralelamente, danse movimientos de dignificación recuperación y apreciu de les cultures nacionales. En Galicia tien llugar nel 1905 l´aniciu de l´Academia Galega, con Manuel Murguía como primer presidente; ente 1916 y 1918 créense As Irmandades da Fala; nel 1920, desurde la revista Nos. Nos años 1905 y 1906 asoléyase en Tours la obra fundamental de Resurrección María de Azkue, el Diccionario Vasco-español-francés, nel 1918 ponse en marcha la Euskaltzaindia, la Academia de la Lengua Vasca. Tocántenes a Cataluña, destaquen como fechos culturales piqueros la creación de l´Institut d´Estudis Catalans pola Diputación Provincial de Barcelona, y, embaxo la dirección de Pompéu Fabra, apaecen les Normes ortográfiques (1913), el Diccionari ortografic (1917) y, nel 1918, la Gramática catalana.
N´Asturies veníen desurdiendo movimientos reivindicativos autonomistes, manifiestos “rexonalistes” y formaciones politiques más o menos efímeres. Nel ámbitu políticu, la Junta Regionalista del Principado, la Liga Pro-Asturias y la Mancomunidad de Ayuntamientos Mineros de Asturias son los principales d´esos movimientos. La Doctrina Asturianista (1918), elaborada por Ceferino Alonso Fernández, Vizconde de Campo Grande, y José González, y Las manifestaciones del regionalismo en Asturias (1919), del diputáu a Cortes Armando de las Alas Pumariño, son los principales escritos onde la ideoloxía se concreta. Arreyaos a estos movimientos o cenciellamente afalaos pol pruyimientu rexonalista en too o en parte, constitúyense una serie de publicaciones periódiques: El Pueblu Astur, El Ideal, La Reconquista, Región, El Regionalista Astur (vinculáu ésti, a través de Fabriciano González, con Álvaro Armada de los Ríos y la Liga Pro-Asturias).
Nel campu cultural, per otru llau, veníen dándose una serie de novedaes en tolos ámbitos, asina como dellos actos públicos que sopelexaben “lo asturiano”. Al respective, y no que cinca al nacionalismu cultural, podemos señalar l’apaición —anque en parte ye continuación de los últimos años del XIX— d’un rexonalismu pictóricu, que tien la propia tierra y les sos xentes como oxetivu del pincel y del so calistrar emotivu: José Uría, Martínez Abades, García Sampedro, Álvarez Sala, Nemesio Lavilla, Augusto Junquera, Nicanor Piñole, Menéndez Pidal, Medina Díaz, Valle, son dalgunos d’ellos. Asinamesmo, desurde un rexonalismu musical, que, a la vegada que recueye los aires populares, compón dientru esi ambiente musical nacionalista: Lavandera, Maya, González del Valle, Torner, Baldomero Fernández tán ente ellos. Nun debemos escaecemos tampocu de la collaboración ente escritores (“Pachín de Melás”, “Pin de Pría”, “Marcos del Torniello”) y músicos, que da, nesa época, delles de les más populares canciones asturianes d’entós y de güei. Amás apaez una xeneración d’escritores renovadores nel ámbitu xeneral del modernismu, la qu’Antón García denoma “del Rexonalismu “, escritores que tienen, polo xeneral, una gran popularidá y nun tán esentos en munchos casos, d’una apreciatible calidá; José García Peláez, Emilio Robles Muñiz, Fabriciano González, Constantino Cabal, Ricardo García Rendueles, Mario Gómez, Carlos de la Concha, María Balbín, Valentín Ochoa Rodríguez, Pedro González Ludeña, Gabino Muñiz, Daniel Albuerne, Eloy Fernández Caravera, Balbín de Villaverde, son nomes notables. Too ello podíemos englobalo dientro una voluntá de renovación lliteraria, de búsqueda de nuevos temes, formes y sensibilidaes, procesu sólo a medies averáu al modernismu lliterariu (a vegaes valdría más calificalu de “neorromanticismu sensibleru o llaramingosu”) qu´etiqueté nel so día como´l “rebuscu d´una lliteratura lliteraria”.
Paralelamente, una serie d´actos o actuaciones publiques van creando un ambiente d´asturianismu y afalando esa sensación de que, coles palabres de García Rendueles vistes enriba, hai un “presente movimiento de renovación provincial, en estas tendencias de devolver la vida a lo que nunca debió de haberse despojado de ella”. Dalgunes d´elles: 1907: l´actor llangreanu Pedro Granda entama sopelexar la idea d´un Teatro Regional. 1915: entamu de la Compañía Asturiana. 1919: Aniciu de l´Academia Asturiana Artes y Letras, qu´empobina “Fabricio” —l´academia ye fundamentalmente una academia de la llingua—; nel mesmu añu apaez el semanariu El Regionalista Astur. 1920: puesta en marcha del Centro de Estudios Asturianos, empobináu pol Conde de la Vega del Sella, el Marqués de la Rodriga, Aurelio de Llano y Juan Uría. 1922: conferencia Cultivadores del bable. 1923: celébrase la Fiesta de la Poesía Asturiana. 1923: tien llugar el Día de la Música Asturiana. 1924: edición de Parnaso Asturiano, de Pachín de Melás. Contién dellos autores qu´escriben n´asturianu, y otros, en castellán.
¿Cuálu ye´l valir lliterariu de la escoyeta renduelina? O, dotramiente dicho, ¿cuálu ye´l nivel d´escritura de los poetes representaos na so antoloxía?, ¿cuála la so cálida? O, ¿dende qué presupuestos estéticos lliterarios y sociolóxicos trabaya García-Rendueles? Pretender responder a la mayoría d´estes entrugaciones ye, cenciellamente, un intentu vanu. Nin siquier si él tuviere contestao esplícitamente a dalgunes delles taríamos seguros de qu´eses respuestes fueren verdaderes, esto ye, de que coincidiere la so percepción subxetiva cola realidá.
Sí podemos trazar una llinia clara (que, en dalguna medida, anuncia él esplícitamente): evita los temes porcazos, los puramente humorísticos y chistosos los del sermo humilis. Asina ye significativo que, atropando a Teodoro y Marcos del Torniello, dos de los autores más populares, escaeza na antoloxía esi tipu de temática. Al mesmu tiempu, busca composiciones de temes relativamente “altos” (hestóricos, relixosos) o temes que, nun lo siendo específicamente (la miseria, l´amor), tengan un tratamientu dignu. Y de too ello, ¿el resultáu cuálu ye? Pues el que ye posible dientru l´altor de la lliteratura asturiana del XIX posterior a Caveda y parte del XX: dalgunos bonos testos, otros regulinos y munchos mediocres. Esó sí, l´autor danos muestres d´escritura lo relativamente variaes que ye posible, y preséntanos dellos temes y metros de la nueva sensibilidá, la que tengo englobao embaxu´l nome de “al rebuscu d´una lliteratura lliteraria”.
Pa entender cabalmente cuálos son el valir los autores representaos, el criteriu de don Enrique, l´aciertu na escoyeta, esto ye, pa poner les coses nel so puntu, non nel nuestru, nun hai más que poner en contraste lo escoyío en Los nuevos bablistas con el restu la escritura de la época, o, si se quier, de la escritura de la época con menos sonadía posterior. Abasta pa ello con asomase al pozu negru (nel sentíu más lliteral de la palabra) de lo asoleyao nos Cartafueyos de Lliteratura Escaecía de l´Academia pa danos cuenta de que, por cenciellos que nos resulten los testos, por llimitaos que nos paezan los sos autores, el nivel de Los nuevos bablistes, en voluntá lliteraria y en resultaos efectivos, ta mui perriba de lo que ye´l común de la nuestra lliteratura na dómina.
¿Pueden buscáse-y otres razones o motivaciones non esplícites o más fondes a la voluntá del fíu la Florentina d´atropar y dar a la lluz esta antoloxía? Pues dende´l mio puntu de vista ninguna más de raigón y verdadera que´l que yera asturianista, esa rara especie que puya, como una flor rara, ente la arena seco o la peña xabaz, en dacuando, na nuestra historia, talos Laverde Ruiz, talu “Nolón” o talu “Pin de Pría”, por nun poner más que tres exemplos, mui disímiles per otru llau. Nun hai qu´escaecer qu´Enrique García-Rendueles manifiesta esi afectu a lo suyo y a los suyos n´otres xeres de la so vida, como la recoyida de nomes populares de Xixón. Pero sobre tou, porque, teniendo ascendío socialmente, perteneciendo a un estamentu, el relixosu, que, na so mayor parte, menospreció (frente a lo qu´ocurrió n´otres nacionalidaes) la cultura popular o túvola ná más que como un elementu pintorescu llamáu a morrer, él aprecióla, amóla y esbrexó pa que nun fuere inevitable la so estinción. Vamos poner otra vegada un puntu de contraste: la enemistanza, el despreciu, l´odiu que la mayor parte los políticos e intelectuales asturianos de la época de don Enrique tuvieren pal asturianu, pa lo asturiano y pa la propia identidá política: Leopoldo Alas Argüelles, Pérez de Ayala, Melquíades Álvarez, El Partido Reformista, el PSOE..., la llista podría ser abondo llarga. Él, ensin embargo, repito, quería lo nuestro y quería asollar nos sos ascuarales pa facelos fogaral. L´últimu tercetu del poema de Fabriciano González García, Semblanza de D. Enrique García-Rendueles, velo mui bien y fai una proyección correcha sobre otra figura relixosa d´otru ámbitu cultural. Asina diz:
Y lleyendo sos versos de ternura
asómase a les mientes la fegura
de Mosén Don Xacinto Verdaguer.
¿Podeemos aprosímanos más a les razones últimes que llevaren a García Rendueles a facer un actu militante d´asturianismu, d´amor a la so llingua y lliteratura y de voluntá de da-yos proyección social y continuidá —a costa del so bolsiellu, por ciertu—? Pues seguramente, un vector importantísimu d´esa visión del mundu suya ye la so pertenencia ideolóxica a la Comunión Tradicionalista. La Guerra Civil y los años hasta güei, fai que munches vegaes perdamos de vista cuála fue de verdá la relación cola cultura y la identidá patria de lo que nos términos de güei llamamos izquierdes y dereches. Pues bien podemos decir que mientres güei la derecha y la manzorga son radicalmente enemigues de lo asturiano identitario, cola sola escepción d´una pequeña parte de la manzorga —y dalguna noble y notable “margarita” solitaria dientru la derecha—, durante tol sieglu XIX y hasta la Guerra Civil ye fundamentalmente la derecha social y política la que defende la tradición fuerista y autonomista de nós, asina como la que proyecta la so empatía sobre la cultura tradicional. Polo contrario, son les manzorgues de les sucesives internacionales y los lliberales los que son rabiosamente centralistes, antiautonomistes y enemigos de lo asturiano.
De ehí qu´una parte importante de los escritores asturianos sean clérigos (el más piqueru Manuel Fernández de Castro), que sea carlista un escritor tan sobresaliente como Acebal, que los proyectos de constitución, efectiva o non, de l´Academia de la Llingua vengan empobinaos por católicos conservadores como Laverde Ruiz o Fabriciano González, “Fabricio”, que sea el Vizconde de Campogrande´l que reivindique la tradición fuerista de la Xunta Xeneral o que sean les dereches (Pumariño, Álvaro Armada, Vázquez de Mella) les que pongan en marcha partidos de mena autonomista, como la Liga pro Asturias o la Junta Regionalista del Principado o manifiestos empobinaos nesa dirección, talu la Doctrina Asturianista, del Vizconde de Campogrande o Las manifestaciones del Regionalismo en Asturias, de Armando de las Alas Pumariño. Como se sabe, pelo contrario, tanto´l PSOE como los republicanos melquiadistes o los intelectuales que triunfen en Madrid o quieren proyectase ellí son contrarios a lo asturiano y combatientes contra ello.
Podíamos facenos una cabera entruga, como fai dalgún de los sos estudiosos de recién, sobre los aciertos o desaciertos nel planteamientu de García-Rendueles de cara al porgüeyu de que´l so llibru sirviere pa ayudar la normalización de la nuestra llingua y cultura, y, en consecuencia, referver si otru tipu de postures o actuaciones podíen tener contribuido meyor al llogru d´esos oxetivos normalizadores, al ésitu. Al mio talantar esi xurgar o xulgar carez de xacíu. Afirmar que fracasó García-Rendueles no que pretendía y caltener que les coses podríen tenese resuelto de mena diferente per otres víes ye un puru deliriu verbal. Nun hai caminos meyores nin peores pa lo que García-Rendueles pretendía, porque partía d´un engañu básicu, d´un error d´enfoque total, que nun tien que ver nin cola táctica cola estratexa p´algamar lo que se quier, sinón col propiu campu nel que se cree tar xugando: don Enrique pretende, ná más y ná menos, que ser asturianu n´Asturies y que los asturianos se sientan asturianos más allá de les ablanes, la sidre y los glayíos al volver de la romería, sueñu condenáu inevitablemente, una y otra vegada, al fracasu; empeñu tan inútil como apellidar al tiempu que se fue pa que torne a ser presente: dar voces voces en castañéu hasta perder la voz y la razón.
Pa nun dramatizar demasiao, déxenme correxime y decilo d´otra manera, esta vegada cola ayuda del dueñu d´El San Luis, magníficu versificador, estupendu escritor humorísticu y antecesor, por cierto, de don Francisco Álvarez-Cascos, otru ilustre xixonés. Dígolo con palabres suyes de "¡Oh la sidra!", nes qu´enxerto —vustedes sabrán reconocela ensin dificultá— una morciella.
El testu —persábenlo—, un magníficu caligrama sotituláu, diz cómo´l narrador-protagonista topó a Baco, cómo ésti-y estrumió unes mazanes, como bebió´l so esplendente zume, y cómo, tres sentir las delicias del moquillo, nesi estáu onde tolos imposibles paecen posibles, intentó iguar el mundu y, ente otres coses:
Afianzar el muro, / ver abierto en canal el río Piles, / averiguar la edad de
ciertas hembras / […] abaratar la luz y el comestible, / facer los asturianos de
la patria / y el futuru común xente sensible, / evitar los chanchullos en las
urnas, / y otra porción enorme de imposibles. / Tuve que desistir al poco tiempo
/ de tanta pretensión nada sencilla, / que era cosa a mi juicio semejante / a
tapar les vexigues con masilla.

Comentarios

  1. 我愛那些使自己的德行成為自己的目標或命定的人........................................

    ResponderEliminar
  2. 被人揭下面具是一種失敗,自己揭下面具卻是種勝利。..................................................

    ResponderEliminar
  3. 一個人的價值,應該看他貢獻了什麼,而不是他取得了什麼..................................................

    ResponderEliminar
  4. 愛,拆開來是心和受兩個字。用心去接受對方的一切,用心去愛對方的所有。.................................................................

    ResponderEliminar
  5. 如果相遇.你會感到相知.那麼.有一種習慣叫做陪伴;如果陪伴.你會感到珍惜.那麼.有一種甜蜜叫做存在!..................................................................

    ResponderEliminar
  6. 在莫非定律中有項笨蛋定律:「一個組織中的笨蛋,恆大於等於三分之二。」............................................................

    ResponderEliminar
  7. Joy often comes after sorrow, like morning after night.. . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

    ResponderEliminar
  8. 好文章就值得回響,如果可以常常看到您的更新,應該是件很幸福的事情~~...............................................................

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El llirismu popular d'Eva González Fernández

Ponencia de Xosé Lluís Campal, presentada n'Arribada 2007, el 17 de setiembre.

Va unos meses, un mediáticu representante de la lliteratura n’asturianu díxo-y a un periódicu vallisoletanu que «para escribir sobre algo hay que distanciarse de ello». Tala falcatrúa desmiéntela la obra, agora dafechu zarrada, de la palaciana Eva González Fernández (1918-2007). Ensin denguna necesidá d’alloñase físicamente del solar los sos mayores, ensin sapozar esi filu xenéticu que coneuta al poeta col so mundu esterior (espeyu del interior), Eva González cañicó nel verbu popular una prestosa redistribucción del espaciu rural y los sos constituyentes, y algamó esa renovación d’ámbitos tradicionales emplegando, con respetuosa prudencia, la sabencia qu’ufierta la esperiencia vital y que nun s’aposienta nesi morribundu culturalismu tan a la moda, sinón nel fueu de les emociones que namás-y pidin al creador una güeyada non viciada hacia la cultura na que mamamos les señes identitaries.

Eva González incorp…

El ratu y l’asturcón. Sobro lliteratura erótico n’asturianu

Ponencia de David M. Rivaslleída'l martes, 24 d'ochobre de 2006, na primer edición de l'Arribada.
Los pocos poemes que de xemes en cuando s’escribieran en dómines
d’abstinencia nun son de gran interés

Wilheim Reich

1. Tocamientos seles. Pa entamar

Lo que son les coses. Cuando taba poniéndome a la xera pa esti alcuentru d’Arribada2006 en Xixón, a onde me convidaran pa falar de lliteratura erótico, sosprendeme un artículu de Les Noticies onde me faen una proposición eróticopolitica mui interesante daveres. Un columnista llamáu Piquero suxer que n’Asturies dalgunos de los que vamos presentamos a les elecciones del 2007 lo faigamos siguiendo l’exemplu’l candidatu de Citadans de Catalunya y mos pongamos en porrica pa facer los cartelos propagandísticos. Paez ser que'l catalán de marres atápase los fundamentales coles manes ya’l columnista propuén que n’Asturies, más gallos como tol mundiu sabe, lo faigamos ensin elles, ensin les manes, como los bonos acróbates. Dempués de visual…